Últimas noticias:

Un estudio con modelos geométricos analiza la peculiar anatomía craneal de los monos aulladoresLeer más     María Martinón Torres toma posesión como nueva directora del CENIEHLeer más     La locomoción de los homininos del Pleistoceno era igual de eficiente que la de los humanos actualesLeer más     Estatura y peso evolucionan a diferentes ritmos en el género 'Homo'Leer más     

CENIEH - Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana

Los moluscos eran parte de la dieta de los neandertales de la costa cántabra

Joseba Rios Garaizar, del CENIEH, es una de los autores de un estudio sobre la Cueva de El Cuco que revela el consumo de recursos marinos de estas poblaciones hace unos 45.000 años
Mar, 25/07/2017

Joseba Rios Garaizar, arqueólogo del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), es coautor de un estudio en el yacimiento cántabro de El Cuco (Castro Urdiales), publicado en la revista Quaternary International, que revela el consumo de recursos marinos de las poblaciones neandertales, algo que hasta ahora sólo había sido identificado en yacimientos del Mediterráneo y en la costa Atlántica del sur y el oeste de la Península Ibérica.

Los niveles inferiores del yacimiento de El Cuco, excavados en 2005, fueron inicialmente atribuidos al Auriñaciense. Ahora un nuevo estudio sitúa estos mismos niveles al final del Paleolítico Medio, certificando que se tratan de restos de ocupaciones de comunidades neandertales.

Esto es especialmente importante porque algunos de esos niveles contienen amplios conjuntos de conchas de moluscos, especialmente lapas y erizos, que indican que los neandertales de la costa cantábrica consumían recursos marinos, algo hasta ahora desconocido en toda la costa del Golfo de Vizcaya.

En el estudio liderado por Igor Gutierrez del Instituto de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, se han presentado nuevas dataciones realizadas sobre carbonatos de conchas de moluscos, que sitúan estas ocupaciones hace unos 45.000 años. Además, Joseba Rios ha analizado los numerosos restos de industria lítica, certificando que se trata de un conjunto típicamente musteriense.

“Además, gracias a este estudio podemos saber que estas comunidades se desplazaban por amplios territorios, ya que han aparecido materias primas de lugares como Treviño o Liencres, aunque la mayor parte del sílex lo obtenían de los cercanos afloramientos de Barrika”, comenta Joseba Rios.

Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana

Paseo Sierra Atapuerca 3

09002 Burgos - España

Tel:+34 947040800 / Fax:+34 947040810