Se ratifica la proximidad de los dientes de 'Homo antecessor' con neandertales y humanos modernos

Un nuevo estudio liderado por el CENIEH incide en las diferencias de Homo anteccesor con Homo erectus asiático y refuerza la validez taxonómica de la especie hallada en el yacimiento de Gran Dolina de la Sierra de Atapuerca (Burgos).

La revista Journal of Human Evolution acaba de publicar un estudio, liderado por María Martinón-Torres y José María Bermúdez de Castro del Centro Nacional de investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), sobre la dentición de Homo antecesor que incluye el análisis de 14 dientes nuevos. Se trata de un trabajo exhaustivo en el que se ha descrito la morfología del esmalte y de la dentina, empleando métodos clásicos y técnicas de micro-CT que no estaban disponibles hace veinte años.

En 1999 se publicó un trabajo en esta misma revista sobre los dientes de esta especie recuperados en el yacimiento de Grand Dolina de la Sierra de Atapuerca (Burgos) durante las campañas de excavación 1994 y 1995, pero faltaba una revisión exhaustiva de la colección, la cual ha crecido notablemente con los hallazgos realizados en el siglo XXI.

"Gracias a la aplicación de la microtomografía computarizada hemos podido extraer virtualmente algunas piezas que permanecían ocultas dentro de sus maxilares y, por lo tanto, no eran accesibles”, comenta la investigadora y directora del CENIEH, María Martinón-Torres.

Los resultados evidencian un buen número de caracteres primitivos compartidos con los miembros más antiguos del género Homo, pero también se observan rasgos derivados que aparecen en poblaciones posteriores como las de la Sima de los Huesos de Atapuerca y los neandertales.

Gracias a la microtomografía computarizada hemos podido extraer virtualmente algunas piezas que permanecían ocultas

Además, el estudio incide en las diferencias que existen entre los dientes de Homo antecessor y los dientes de Homo erectus asiático, razón por la que “la distinción entre ambas especies es clara, y la validez taxonómica de Homo antecesor se refuerza” afirma José María Bermúdez de Castro, coordinador del Programa de Paleobiología del CENIEH.

Ancestro común

Esta especie se nombró en el año 1997 a partir de los restos encontrados en el nivel TD6 del yacimiento de la Gran Dolina de Atapuerca, datados en torno a los 860.000 años. Entonces, se postulaba que Homo antecesor era el mejor candidato a representar el último ancestro común de neandertales y humanos modernos.

El nuevo estudio es compatible con hipótesis anteriores al sugerir que Homo antecessor perteneció a la población basal de la que habrían surgido Homo neanderthalensis, Homo sapiens y los denisovanos.

En este trabajo han participado además de los miembros del Grupo de Antopologia dental del CENIEH,  científicos del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia de Ciencias de Pekín.