EC DEATHREVOL

La muerte y la mortalidad son experiencias compartidas por todos los seres humanos. Por este motivo, desempeñan un papel tan importante en la mayoría de culturas del mundo. Una parte esencial de esta experiencia compartida es la presencia de ritos y prácticas funerarias. Sin embargo, la aparición de este comportamiento sigue siendo uno de los aspectos más controvertidos en el campo de la evolución humana.

Los nuevos enfoques metodológicos en el campo de la tafonomía pueden ayudar a esclarecer aspectos importantes del comportamiento de los homininos, lo que supondría una contribución a la comprensión de nuestros antepasados. En este sentido, el registro fósil europeo es una fuente primordial de información debido a la relativa abundancia de esqueletos fósiles, muchos de los cuales se han considerado procedentes de enterramientos deliberados. Sin embargo, los análisis tafonómico forenses de estos fósiles humanos son escasos y están limitados a aquellos que presentan posibles signos de canibalismo.

El proyecto se basa en una investigación multidisciplinar que pretende localizar el origen del comportamiento funerario durante el Pleistoceno medio y rastrear este comportamiento a través de los registros arqueológicos del Paleolítico europeo.

DEATHREVOL es el primer proyecto a gran escala centrado en realizar un minucioso estudio multitafonómico del registro fósil europeo. El proyecto contará con la participación de un amplio equipo de académicos y en él se emplearán diferentes métodos como  análisis tafonómicos clásicos e innovadores; reconstrucciones virtuales para el análisis forense; estudios de los patrones de distribución espacial; la relación global de los distintos yacimientos; y modelos matemáticos para interconectar la gran variedad de datos recopilados.

Los resultados tendrán la capacidad de ampliar nuestra visión de los aspectos conductuales de las poblaciones paleolíticas europeas. En concreto, los resultados analizarán si las prácticas funerarias y, por tanto, la cultura de la muerte, precedieron a la aparición de los humanos modernos y los neandertales.