Mario Modesto Mata, nuevo doctor por una tesis sobre antropología dental

En esta tesis se ha estudiado el desarrollo dental de los homínidos de la Sierra de  Atapuerca, y los resultados indican que su esmalte crecía un 27% más rápidamente que el de los humanos modernos

Mario Modesto Mata ha defendido esta mañana en lel Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) su tesis doctoral sobre antropología dental dirigida por José María Bermúdez de Castro, coordinador del Programa de Paleobiologíay Christopher Dean, profesor de la University College of London (UCL).

En esta tesis, titulada Histología dental de los homininos de la sierra de Atapuerca (Burgos, España) y patrón de estrategia de vida, se ha estudiado el desarrollo dental de los homininos de Atapuerca, tanto de la Sima del Elefante (1,2 millones de años), como de Homo antecessor de la Gran Dolina (860.000 años) y de la Sima de los Huesos (460.000 años).

Gracias a la resolución que permite el microscopio electrónico de barrido ambiental, del Laboratorio de Microscopía del CENIEH, al microscopio confocal y a la estadística Bayesiana se podido contabilizar el número de líneas de crecimiento del esmalte (perikymata) de todos los dientes, la periodicidad entre líneas y el desarrollo dental relativo.

Los resultados indican que el esmalte de los dientes de los homininos de Atapuerca crecía un 27% más rápidamente que el de los humanos modernos. Los neandertales y la población de la Sima de los Huesos se encuentran muy próximos, separados de Homo antecessor y humanos modernos. Además, no todos los dientes han cambiado estas variables al mismo ritmo en la evolución, lo que encaja en un patrón de evolución en mosaico.

El tribunal, presidido por Concepción de la Rúa Vaca, de la Universidad del País Vaso, e integrado por Rebeca García González, de la Universidad de Burgos; Fernando Ramírez Rozzi, del Musée de l’Homme de París, Antonio Rosas González, del Museo Natural de Ciencias Naturales-CSIC, y María Martinón Torres, directora del CENIEH, ha otorgado al nuevo doctor por la Universidad de Burgos la calificación de sobresaliente.